Policía investiga los disparos de encapuchados en un piso con un herido

El piso donde ocurrió la agresión permaneció cerrado ayer con la ropa tendida en el balcón.
VIGO
La Policía Nacional de Vigo investiga la extraña agresión a un hombre que resultó herido de bala en una pierna por dos encapuchados que accedieron a su domicilio, un piso de la calle Pérez Bellas, en la madrugada de ayer. En la vivienda se encontraban la víctima, su pareja, un bebé hijo de ambos y un amigo del herido al que los vecinos vieron abandonar el lugar tras la agresión y al que busca la Policía para que preste declaración sobre lo ocurrido.
Este joven, del que la víctima solo aportó su nombre de pila, llegó a la vivienda sobre las 11 de la noche y pasadas las 13.00 horas, tras el disparo, se marchó en una moto que tenía aparcada enfrente, según relataron algunos vecinos. De hecho, creyeron que iba herido pues se llevaba las manos a la espalda y le costó mucho esfuerzo subirse en la moto.


La víctima, identificada como J.R.G.C. y camarero de profesión, explicó que cuando su amigo abandonaba la vivienda, al abrir la puerta de la calle, entraron dos individuos con la cara cubierta y esgrimiendo uno un arma de fuego corta y el otro una larga. Entonces se vivieron momentos de nerviosismo y finalmente el inquilino del piso recibió un tiro en una pierna. Un mechero de gas que llevaba en el bolsillo del pantalón frenó la bala y posiblemente desvió su trayectoria. El herido fue trasladado al policlínico Povisa y su estado es reservado, si bien se encuentra fuera de peligro, según fuentes santiarias.
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron una ambulancia, que evacuó al herido, y media docena de vehículos policiales que acordonaron la zona y buscaron infructuosamente el arma tanto en los contenedores de basura como en las calles por las que algunos vecinos vieron huir a los presuntos agresores. La Policía llegó de inmediato tras recibir el aviso, pues el inmueble donde se produjo el asalto se encuentra a pocos metros de la comisaría viguesa.
En el piso de la víctima, los agentes hallaron un cargador y media docena de cartuchos que los agresores habrían dejado atrás. Las huellas dactilares y posibles rastros de ADN podrían llevar hasta los autores de la agresión en unos días.
Agentes de la Policía Científica permanecieron en la vivienda, un segundo piso del edificio que ocupa el número 1 B de la calle Arquitecto Pérez Bellas, justo en el cruce con López Mora, hasta pasadas las tres de la madrugada en busca de pistas que permitan identificar a los agresores esclarecer lo ocurrido.
A la espera de las primeras detenciones, la Policía Nacional mantiene abiertas todas las hipótesis, desde un posible ajuste de cuentas por un posible tráfico de drogas, a un intento de robo o la manipulación de armas ilegales.
El fuerte ruido del disparo alertó a todo el vecindario, y muchas personas se asomaron a la ventana antes de la llegada de la Policía. Algunos vieron huir calle abajo a un joven con una mochila y a otro que, según ellos, iba encapuchado.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 



Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Online Project management | Design adapted by Irene Ruiz Orozco