El Gobierno Vasco remodela la Ertzaintza confiado en un pronto final de ETA

El consejero Ares presenta en la Cámara vasca el plan de reorganización del cuerpo. Confía en consensuar este ambicioso proyecto con partidos y sindicatos en las próximas semanas

El consejero de Interior «aspira a acabar pronto» con ETA y espera hacerlo con una Er-tzaintza más moderna, renovada, próxima y eficaz. Rodolfo Ares se mostró convencido de que será así en su comparencia ayer en el Parlamento Vasco para presentar en comisión el plan de reorganización y modernización de la Policía Autónoma. El titular vasco de Interior confía en poder consensuar este proyecto con partidos y sindicatos. Ares es consciente de que muchas de las medidas sólo se podrán aplicar con un amplio consenso, otras dependerán de la disponibilidad económica y presupuestaria y algunas otras trascenderán al mandato de este Gobierno y tendrán que desarrollarse en posteriores legislaturas. Las propuestas de documento se presentan como un plan «dinámico y abierto a la negociación con todas las instituciones, partidos políticos y sindicatos». La consejería no descarta que se produzcan cambios a lo largo de una negociación que acaba de comenzar.



Por de pronto, los parlamentarios vascos que asistieron a la presentación de Ares se mostraron receptivos a respaldar el plan y sólo el PNV, representado por su parlamentario Mikel Martínez, avanzó que hay apartados del mismo que no le gustan «nada» a los suyos. PSE, PP, EA y EB valoraron que el Ejecutivo vasco haya dado el paso de tratar de adaptar la Ertzaintza a los nuevos tiempos. Ares agradeció la buena disposición de los parlamentarios, en especial la del PNV, y la voluntad de aportar sugerencias.
Si esa modernización acabará con ETA o no está por ver; Ares cree que estamos en la recta final de ETA y por ello entiende que hay que tener diseñados desde ya «los ajustes que hay que introducir en la Ertzaintza».
En este sentido, anunció que cuando el terrorismo de ETA desaparezca «definitivamente» se tenderá a ajustar el número de agentes destinados a la División Antiterrorista y de Información, unidad que pasará a depender de la División de la Policía de lo Criminal, y «será necesario abordar la revisión de medidas de autoprotección y reorganizar los recursos en base a la nueva realidad».

Ares desveló también que la actividad de la unidad de acompañamientos (escoltas) va a ir descendiendo progresivamente para desarrollar tareas de contravigilancia a personas amenazadas por el terrorismo o que sufren la violencia machista.

Pero el plan no sólo hace frente a la amenaza de ETA y a ese posible día después. Interior busca adaptar desde ya la Ertzaintza a las nuevas amenazas en materia de seguridad, como los delitos informáticos, el terrorismo islámico, los delitos monetarios o los protagonizados por bandas criminales organizadas. Lo hará con una plantilla de 8.000 agentes, en su gran mayoría menores de 60 años ya que el nuevo plan permitirá que los er-tzainas puedan jubilarse a esta edad con derecho a percibir el 100% de su pensión. El proceso de renovación afectará a la totalidad de la actual plantilla en los próximos 20 años. La consejería contempla sacar más patrulleros a la calle ocupando las labores administrativas que ahora ejercen con agentes de segunda actividad o personal privado.

Ares incidió que en esta nueva Er-tzaintza que se avecina el objetivo es incrementar el número de mujeres. Actualmente, según desveló el consejero, el porcentaje de agentes femeninas sobre el total de la plantilla es del 10'3% y se trabajará para alcanzar la barrera del 35%.

La consejería refundirá para ello la Academia de Arkaute. Su objetivo es convertir el actual centro de formación de la Ertzaintza -donde también reciben adiestramiento los policías municipales- en una escuela integral que prepare al mismo tiempo al personal de atención de emergencias de Euskadi, tanto los profesionales como voluntarios. A lo largo de 2011 está previsto que pasen por la Academia 15.000 alumnos.

Una policía cercana
El plan de reorganización y modernización de la Ertzaintza aboga por el contacto inmediato con los ciudadanos con el fin de captar sus necesidades y aumentar su sensación de seguridad. Interior subraya que este papel le corresponde a las policías locales, pero considera que «siempre con el apoyo de la Ertzaintza», aplicando siempre los principios de «subsidiariedad, colaboración y coordinación».
La posibilidad de que agentes de la policía local y ertzainas vean solapado su trabajo en algunas localidades hizo que los portavoces parlamentarios pidieran a Ares a que haga una importante labor pedagógica en este sentido que evite las polémicas. El consejero del Interior se comprometió a buscar el acuerdo con los distintos ayuntamientos mediante el diálogo. «En ningún caso existirá subordinación de unas policías a otras», proclamó Ares. «El objetivo -añadió- siempre será el mismo: prestar el mejor servicio al conjunto de la ciudadanía». El titular de Interior anunció que se ha reunido con los responsables de Eudel, con los sindicatos de la Ertzaintza, con miembros de la judicatura y con los portavoces de los grupos parlamentarios para explicarles detalladamente los pasos a seguir en los próximos meses. Hoy mismo mandos de la Policía Autónoma se reunirán con Ares para seguir profundizando en este plan.

El plan aboga por unificar equipos de dirección y gestión de algunas comisarías bien por comarcas o áreas de continuidad urbana. Se propone para determinados centros la gestión unificada en lo que hace referencia a la estructura de mando y apoyo. Esta medida se llevará a cabo después de un proceso de información y consultas con los municipios implicados. «En ningún caso se trata de cerrar las actuales comisarías», detalla el texto del plan. «Se trata -añade- de optimizar recursos para tener más gente en la calle y gestionar de forma más eficiente las patrullas en estos ámbitos y prestar mejor servicio a los ciudadanos». Para conseguir este objetivo se propone compartir la gestión y dirección de las comisarías de Azkoitia-Zarautz; y Beasain-Zumarraga. En Vizcaya se 'fusionarían' las comisarías de Galdakao-Basauri; Ondarroa-Gernika y Muskiz Sestao.

La Ertzaintza tendrá patrullas que tramitarán a pie de calle las denuncias de los ciudadanos para que no tengan que desplazarse a las comisarías y dispondrá de unidades móviles de atención ciudadana para atender acontecimientos multitudinarios como los encuentros deportivos. La consejería de Rodolfo Ares prevé coordinarse con ayuntamientos y policías locales para crear nuevos puestos de asistencia, en función de los índices delictivos que tengan las localidades o las dificultades de accesibilidad por carretera. Interior también espera abrir pequeñas oficinas en los barrios principales de las grandes ciudades y en zonas de gran concentración de personas, como los parques y macrocentros comerciales. Se espera habilitar además nuevos cauces para que los ciudadanos puedan contactar con la Policía autónoma, como por ejemplo, los mensajes de teléfono móvil.

Sistema Schengen
El portavoz de PNV, Mikel Martínez, pidió a Ares que además de acercar la Ertzaintza al ciudadano haga «todos los esfuerzos posibles» para que ésta se incorpore en las estructuras organizativas y tenga acceso a la información del sistema europeo Schengen. Una petición del PNV que fue rechazada ayer por el PSOE y el PP en el Congreso de los Diputados. Ares contestó que se están dando pasos y puso como ejemplo el trabajo que agentes de la Ertzaintza realizan ya en la comisaría de Hendaya.

Reducir «a cero» el número de fallecidos en las carreteras es otro de los objetivos que se ha marcado Interior. Se trabaja ya en la apertura de una subsede de Tráfico en Bergara y en materia de formación se ha puesto en marcha un curso de Seguridad Vial para 190 agentes y 27 agentes primeros, según se detalla en el informe.
El plan de modernización de la Ertzaintza permitirá que las patrullas de seguridad y tráfico dispongan de un miniordenador que permitirá a los agentes conocer de forma instantánea la información sobre personas o vehículos. 

LÍNEAS DE ACTUACIÓN DEL PLAN DE MODERNIZACIÓN DE LA ERTZAINTZA

Bases
Objetivo: Abordar la reorganización y modernización de la Er-tzaintza con el propósito de prestar a la ciudadanía un servicio más cercano, más ágil y más eficiente. Interior considera que Euskadi ha cambiado en los últimos 30 años, con nuevas tipologías urbanas, y la Ertzaintza tiene que adaptarse a ello. El objetivo es acabar con ETA, pero también adaptarse a las nuevas amenazacomo los delitos informáticos o el terrorismo islámico. 
Renovación 
 
Plantilla joven: La Ertzaintza afrontará un proceso de renovación que afectará a la totalidad de la plantilla en los próximos 20 años. La plantilla alcanzará muy pronto los 8.000 efectivos. 
Jubilación a los 60 años: Los er-tzainas podrán jubilarse con 60 con derecho a percibir el 100% de su pensión. 
Mujeres: Actualmente el porcentaje de agentes femeninas sobre el total de la plantilla es del 10'3% y se aspira a alcanzar un 35%. 
Compartirá esfuerzos 
 
Brigada de Refuerzo de Seguridad Ciudadana: Se desarrollará y completará la Brigada de Refuerzo de Seguridad Ciudadana y se reorganizarán las tareas de investigación. En enero contará con 141 agentes, que se incrementarán hasta los 200 cuando se incorpore la Promoción 23 de la Er-tzaintza. 
Fusión de comisarías: Aboga por unificar equipos de dirección y gestión de algunas comisarías bien por comarcas o áreas de continuidad urbana. Se propone para determinados centros la gestión unificada en lo que hace referencia a la estructura de mando y apoyo. 
Cercanía 
 
A pie de calle: La Ertzaintza tendrá patrullas que tramitarán a pie de calle las denuncias de los ciudadanos para que no tengan que desplazarse a las comisarías y dispondrá de unidades móviles de atención ciudadana para atender acontecimientos multitudinarios como los encuentros deportivos. Interior también espera abrir pequeñas oficinas en los barrios principales de las grandes ciudades y en zonas de gran concentración de personas, como los parques y macrocentros comerciales. 
Puestos de asistencia: La consejería de Rodolfo Ares prevé coordinarse con ayuntamientos y policías locales para crear nuevos puestos de asistencia, en función de los índices delictivos que tengan las localidades o las dificultades de accesibilidad por carretera.
Fuente: DiarioVasco

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 



Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Online Project management | Design adapted by Irene Ruiz Orozco