Dos incendios en los Juzgados evidencian el mal estado del edificio

El fuego se originó en la tercera planta y el sótano. La Guardia Civil desalojó las instalaciones antes de que llegaran los Bomberos.

Dos incendios el mismo día y en el mismo edificio: los Juzgados del Prado de San Sebastián. El fuego declarado ayer en estas instalaciones ha dejado en evidencia el mal estado en el que se encuentran, una deficiencia de la que se viene alertando desde hace tiempo y que reabre de nuevo el debate sobre la necesidad de una importante mejora o de una nueva sede que albergue al poder judicial en la capital andaluza.

Los dos incendios tuvieron orígenes muy distanciados. Uno en la planta tercera y otro en el sótano. El decano de los jueces sevillanos fue quien ordenó el desalojo del edificio ante la humareda que se había acumulado, lo que obligó a la Guardia Civil a intervenir. Cuando llegaron los Bomberos -cuyo parque central se encuentra a escasos metros- ya se habían evacuado las instalaciones. En el momento del incendio, según las fuentes consultadas, habría un centenar de personas en los Juzgados.

La Policía Científica, que se desplazó hasta el lugar como establece el protocolo, se ha hecho cargo de la investigación para aclarar las causas de este incendio. El decano de los jueces de Sevilla, Francisco José Guerrero, explicó a este periódico que sobre las 13:00 se percataron del humo procedente del archivo del juzgado de instrucción número trece, ubicado en la tercera planta. Media hora después se tuvo constancia de la existencia de otro foco en un punto bastante alejado del anterior, el sótano, donde se encuentra el archivo judicial.

En ese momento, y ante la intensa humareda que se acumulaba, el decano estableció el desalojo inmediato del edificio, al temer que las dimensiones del incendio acabaran siendo mayores. La Guardia Civil evacuó los Juzgados, que en ese momento estarían ocupados por cien personas, número bastante inferior al de cualquier otra jornada fuera del periodo estival.

Guerrero aclara al respecto que "aunque del segundo foco se tuvo constancia media hora después del primero, puede que en los dos lugares los papeles comenzaran a arder al mismo tiempo". En un primer momento actuaron los vigilantes de seguridad de los Juzgados que emplearon los extintores de los que está dotado el edificio.

Fuentes municipales detallaron que el aviso al servicio municipal de Bomberos se realizó a las 14:00, para lo que se activó un dispositivo desde el cercano parque central situado junto al puente de San Bernardo, a escasos metros de los Juzgados. Cuando los efectivos llegaron, la Guardia Civil ya había desalojado las instalaciones, por lo que no hubo que lamentar daños personales. La humareda que aún permanecía en su interior fue sofocada con extintores de mano, por lo que el incendió se solventó con rápidez y sin grandes complicaciones.

El decano reconoció a este periódico que el edificio del Prado "está mal preparado" en caso de que se origine un incendio de grandes dimensiones, pues, entre otras carencias, "no posee salidas de emergencias" y la única vía de evacuación la constituyen las escaleras que usan todos los que acuden a estas dependencias.

Ahora queda conocer las causas que han provocado los dos incendios en puntos tan distanciados dentro de un edificio y el mismo día. Para ello la Policía Científica abrirá diligencias con los datos que aporte Bomberos. A nadie escapa que el incidente se produce tras años de quejas por el mal estado de las instalaciones, en las que se acumula grandes cantidades de papel archivado. Sobre la posibilidad de que los fuegos hayan sido intencionados, el juez decano fue tajante: "Se han originado en dos focos distintos. A partir de ahí que cada cual saque sus conclusiones".

Exceso de papel, red eléctrica deficiente y efecto "chimenea"

La Unión Provincial de CCOO manifestó ayer que no resulta sorprendente el incendio declarado en los Juzgados del Prado, al recordar que estas instalaciones, cuya sustitución por edificios de nueva planta constituye una histórica reivindicación, cuentan con numerosos depósitos de documentación, mientras la instalación eléctrica está "obsoleta". "No nos sorprende que esto ocurra, ya que los Juzgados están repletos de papel y esto, junto a lo antiguo de la instalación eléctrica, podría dar lugar a que saltara una chispa que incendiara el papel y el fuego se extendiera", manifestó a Europa Press Inmaculada Centeno, representante de dicho sindicato. Centeno ha señalado que "hace tiempo" los Bomberos informaron a los trabajadores de que, debido a la distribución del edificio de los Juzgados, con grandes y anchas escaleras tanto a la izquierda como a la derecha, existía la posibilidad de que se produjese el denominado "efecto chimenea", en caso de incendio. "Si a la posibilidad de que se produzca el efecto chimenea le sumamos la cantidad de papel que se acumula en el edificio y la antigua y obsoleta instalación eléctrica que suministra a los Juzgados, no nos sorprende que pueda ocurrir algo así", incidió la representante sindical.

FUENTE: DIARIO DE SEVILLA

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 



Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Online Project management | Design adapted by Irene Ruiz Orozco