Un año después, el 'Alakrana' faena en el Índico con seguridad privada

El barco fue secuestrado por piratas somalís y retuvieron a sus 36 tripulantes, 16 de ellos españoles, durante 47 días.
Madrid. (EFE).- El atunero vasco "Alakrana" faena hoy con normalidad por las aguas del Índico, con agentes de seguridad privada a bordo, dotados con armas de guerra, justo cuando se cumple un año de que fuera secuestrado por piratas somalís que retuvieron a sus 36 tripulantes, 16 de ellos españoles, durante 47 días.

El "Alakrana", con base en Bermeo (Vizcaya), fue secuestrado el 2 de octubre y liberado tras un supuesto pago de rescate -negado por el Gobierno-, y con la frustración del intento fallido de capturar a los piratas cuando abandonaron el barco.

Un año después, la situación de seguridad ha mejorado gracias a la operación "Atalanta" de la UE y el embarque de seguridad privada en los pesqueros, según ha reconocido, en declaraciones a Efe, el director gerente de la Asociación Nacional de Armadores de Buques Atuneros Congeladores (ANABAC-OPTUC), Juan Pablo Rodríguez.

No obstante, "el problema de la piratería sigue ahí" y los armadores trabajan para que no se repitan secuestros como el del "Alakrana", ha subrayado Rodríguez. Hoy "todos" los barcos cuentan con seguridad privada a bordo y faenan con "normalidad" en la zona de golfo de Adén y la cuenca de Somalia.

Actualmente, trabajan en esas peligrosas aguas 13 barcos con bandera española, entre ellos el atunero vasco, y otros ocho españoles navegan con sociedades mixtas con otros países, entre ellos Seychelles. El responsable de ANABAC ha agradecido al Gobierno y al Ministerio de Defensa sus esfuerzos en la lucha contra la piratería somalí, tanto en el marco de la UE como en España con su apoyo al empleo de la seguridad privada, así como su "diálogo constante" con los armadores.

El secuestro del "Alakrana" provocó una de las mayores crisis que tuvo que afrontar el Gobierno el pasado año, cuya gestión recibió críticas del PP y del PNV y desató una polémica en el ámbito judicial. El mismo día del secuestro, el Gobierno constituyó la Comisión de Coordinación para la liberación, al tiempo que situó sobre el escenario de las operaciones a la fragata "Canarias" y posteriormente la "Méndez Núñez".

Desde formaciones políticas, fundamentalmente PNV, y el Parlamento Vasco, se pidió al Gobierno que embarcara militares en los atuneros del Índico, una cuestión ilegal, según el Ejecutivo, que sin embargo modificó las leyes para que los barcos pudieran protegerse con agentes de seguridad privados, dotados de armas de guerra.

Ahora, el Grupo Vasco ha anunciado que registrará esta semana en el Congreso dos iniciativas para proteger y apoyar a los atuneros congeladores que faenen en el Indico. Serán dos proposiciones de ley para permitir el embarque de infantes de marina y para evitar que los buques se abanderen en países extracomunitarios.

El PNV pretende que se reforme la Ley de Defensa Nacional y se explicite la posibilidad de embarcar militares en los atuneros. También quiere que se transponga una directiva comunitaria que ofrece a los Estados miembro la posibilidad de conceder a las empresas armadoras ayudas económicas, bonificaciones de cuotas o desgravaciones fiscales cuando los barcos en aguas internacionales mantengan las banderas de los Estados miembro.

Por otra parte, en el plano social, algunos de los 16 tripulantes secuestrados (8 vascos y 8 gallegos) se encuentran todavía con tratamiento psicológico, según el director gerente de ANABAC. Asimismo ha destacado la disposición de la tripulación del "Alakrana" para seguir faenando en el Índico, en lo que constituye una actividad legal que genera "muchos" puestos de trabajo, tanto en España como en otros países.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 



Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Online Project management | Design adapted by Irene Ruiz Orozco