Vigilantes privados efectúan rondas nocturnas de seguridad en colegios

 3 Octubre 10 - Sevilla

El Ayuntamiento invertirá casi un millón de euros en este servicio hasta agosto del año que viene.

Las continuas denuncias de la comunidad escolar sobre la inseguridad en los centros educativos financiados con fondos públicos ha provocado la reacción de las administraciones.

La Consejería de Educación financia un nuevo sistema de control de los accesos a los recintos en horario extraescolar y el Ayuntamiento ha adjudicado a dos empresas de seguridad privada la realización de rondas preventivas y de inspección y vigilancia en hasta 118 colegios durante las noches. El objetivo: acabar con los robos, asaltos y otros actos vandálicos contra la infraestructura educativa en los barrios de la ciudad.


Concretamente, el servicio de vigilancia nocturna, que ha sido acogido con satisfacción por padres y madres de alumnos y también por los profesores, se realiza desde las 20:30 hasta las 8:00 horas. El comienzo de las inspecciones y la vigilancia se ha uniformizado para los 120 centros que se beneficiarán de esta especial protección. Se entiende que, a esa hora, la actividad que se realiza fuera del horario académico ha concluido. El control nocturno de los centros termina cuando los centros empiezan a cobrar vida con la llegada de alumnos y profesores.

El coste de la vigilancia nocturna es elevado para el Ayuntamiento, que afrontará en solitario el presupuesto de las rondas de vigilancia. Empleados de las empresas Transportes Blindados de Sevilla (Trablisa) y Visabren son los encargados de efectuar este servicio de prevención, vigilancia y control de los recintos educativos de la ciudad. La dinámica es la siguiente: se realizan rondas en vehículos en los que van una pareja de guardas privados de seguridad.
Éstas se realizan tras una división de los 120 colegios en cuatro sectores de 30 cada uno. Así pues, la continuas inspecciones tienen como objeto detectar cualquier movimiento extraño en los colegios, por ejemplo, la escalada de sus tapias o cualquier forzamiento de cerraduras. De lo que se trata, fundamentalmente, es de prevenir los robos y los daños materiales en los centros.

El Ayuntamiento invertirá un total de 916.818 euros en este servicio, que funciona desde el pasado 1 de septiembre y que expirará el 31 de agosto de 2011, según se detalla en el contrato de adjudicación de la vigilancia nocturna de los colegios, una prioridad para el Consistorio tras la cascada de denuncias por robo y vandalismo en los colegios.

Cada vehículo que se encarga de las rondas de vigilancia dispone de un sistema de comunicación con su central y con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para garantizar una rápida intervención en el caso de que sea preciso. Además, los vigilantes van provistos igualmente de las llaves de acceso a los diferentes centros por si necesitaran actuar en el interior de los recintos ante posibles delitos.

También pueden identificar a posibles sospechosos, aunque no pueden retener su documentación en caso de requerirla. Asimismo, el servicio de vigilancia gestionará el sistema de acceso y se encargará del funcionamiento del sistema de alarmas. 

Fuente: LaRazon 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

 



Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Online Project management | Design adapted by Irene Ruiz Orozco